Tips de ergonomía para evitar el estrés en los escritorios para oficina. Parte I

Los escritorios para oficina son sin duda piezas clave dentro de las empresas, ya que en ellas se llevan a cabo actividades como el manejo de información, administración, dirección, entre otras, sin las cuales básicamente sería imposible la existencia de los negocios. Sin embargo, pueden también causar problemas como estrés físico, fatiga, e incomodidad. Para evitar estos últimos, es preciso contar con medidas de ergonomía, además de escritorios de calidad y bien diseñados, como los que en Industrias Cruz ponemos a su alcance.

Para quienes no tienen claridad sobre el concepto, la ergonomía consiste en la ciencia del diseño de la estación de trabajo para que se ajuste a las capacidades y limitaciones del trabajador. El objetivo de la ergonomía en las oficinas es configurar la estación de trabajo para que se adapte a los empleados y sea posible así un entorno cómodo, donde sea posible lograr la máxima productividad y eficiencia.

Ahora bien, una estación de trabajo ergonómicamente correcta les ayudará a evitar la fatiga y el malestar. ¿Quién no desea esto? Sin importar el rubro en el que se desenvuelva su negocio, seguir algunas pautas simples puede ayudarles a mejorar significativamente la estación de trabajo de su oficina y la de sus empleados. Con el fin de ayudarles, a continuación mencionaremos algunos tips que seguramente les serán de suma utilidad.

  1. Asegúrense de que el peso de sus brazos esté soportado por algo en todo momento, por ejemplo en los respaldos de las sillas de oficina. Si sus brazos no están apoyados, los músculos de su cuello y hombros sentirán las consecuencias al final del día.
  2. Observen la posición de su cabeza y traten de mantener el peso de esta directamente y de forma recta sobre su base de apoyo (cuello). Con ello se entenderá que no deben levantar la cabeza y el cuello hacia adelante.
  3. Es importante no encorvarse ya que esto ejerce mayor presión sobre los discos y las vértebras de la espalda. Usen el soporte lumbar de su silla y eviten sentarse de una manera que coloque el peso corporal más en un lado que en el otro. Asimismo, muevan su silla lo más cerca posible de su mesa para evitar inclinarse y estirarse.

Estos son sólo algunos consejos, si quieren conocer más les invitamos a continuar con la segunda parte de esta entrada, la cual encontrarán en nuestro blog. No olviden contactarnos si desean el mejor mobiliario para oficina.

Publicaciones Recientes