Recomendaciones para elegir una silla de oficina

Por lo regular no se le da mucha importancia a la elección de una silla de oficina, pero al tratarse de mobiliario de uso cotidiano que cumple una función tan determinante para la comodidad y salud de quien las utiliza, conviene tener en cuenta algunos aspectos antes de elegir aquella con la que se equipe una oficina. Las sillas, al igual que los escritorios, son parte del mobiliario indispensable en cualquier entorno de trabajo donde se llevan a cabo tareas de oficina y lo más recomendable es que además de ser de una buena calidad para garantizar su durabilidad, cuenten con un diseño ergonómico, esto quiere decir, que responda a la forma y necesidades del cuerpo. Es precisamente esto último lo que se tiene que priorizar al momento de elegir sillas, pues es un elemento clave para el rendimiento de sus usuarios en el trabajo. Si ustedes están interesados en elegir una buena silla, los invitamos a que continúen leyendo pues dedicaremos esta publicación en nuestro blog, a presentar algunos de los factores a analizar en este tipo de mobiliario.

Para comenzar, es necesario comprender que la importancia de la elección de una buena silla de oficina puede equipararse con la elección de un buen colchón para descansar, en especial por el tiempo que pasa una persona ya sea en el colchón, o en la silla, por esta razón lo principal es que ofrezca comodidad y de ello que la ergonomía sea la característica que se debe priorizar a otras, como el estilo e incluso en muchos casos, el costo. En este punto cabe mencionar que una silla bien diseñada cumplirá con esta característica y que ello puede ser considerado como sinónimo de calidad, por lo que adquirirla será una buena inversión que, con los cuidados y mantenimiento adecuados ofrecerá un buen tiempo de vida útil.

Encontrar una silla perfecta es en realidad bastante complicado, pues ya sea por un aspecto u otro puede que no satisfaga todos los requerimientos, para que en general sea considerada como la mejor silla. Es por ello que lo más recomendable es que cada persona busque la que se ajuste mejor a sus necesidades y en caso de que sea posible, la prueba antes de realizar una compra para verificar si en efecto, le resulta lo suficientemente cómoda como para pasar varias horas al día sentada en ella trabajando.

Al probar una silla, o en su caso, verificar sus características en un catálogo, recomendamos que se valore su facilidad de ajuste. El ajuste de la silla se hace mediante palancas que permiten modificar su altura, la posición de reposabrazos y respaldo así como roscas u otros elementos para la basculación de la misma. Lo mejor es que estos elementos de ajuste sean accesibles y fáciles de utilizar estando sentados, sin necesidad de ponerse de pie o modificar la posición de la silla para cambiarlos. Otro aspecto a evaluar es la basculación de la silla. La basculación es uno de los elementos ergonómicos más importantes en una silla, en particular una diseñada para uso prolongado y consiste en el movimiento que permite para mantener equilibrado el peso del cuerpo. Las sillas con mejor diseño únicamente basculan el respaldo, aunque algunos modelos también presentan basculación en el posa brazos, lo que algunas personas encuentran algo molesto, por lo que es una característica que se debe elegir en función de las preferencias de cada usuario. En este punto revisar si la inclinación se puede fijar es un punto a tener en cuenta.

Ya que hemos tocado el tema del respaldo y el equilibrio del cuerpo hablar del apoyo lumbar con el que cuentan algunas sillas de diseño ergonómico no está de más. Las sillas con apoyo lumbar permiten mantener una postura en ángulo recto en la parte baja de la espalda, esto para evitar adoptar malas posturas que a la larga pueden ocasionar malestares y lesiones, aunque muchas personas prefieren optar por sillas que carecen de esto y en su lugar emplear algún cojín para darle mayor comodidad a esta parte de la espalda.

En lo referente al apoyo para brazos, algunos modelos de sillas lo incorporan como elementos independientes o accesorios, al igual que el resto de sus componentes tienen que ajustarse fácilmente y permitir una fijación que evite un juego constante e incomodidad. Otro elemento que puede venderse como un accesorio adicional y que no incluyen algunos modelos de sillas es el reposacabezas, el reposacabezas brinda mayor comodidad y evita que el cuello y la espalda presenten malestares, y se recomienda para quienes quieren una silla basculante, aunque quienes desean mantener una postura recta puede ser un accesorio innecesario.

Una característica más a revisar en las sillas es la profundidad del asiento y su ancho. Las dimensiones del asiento dependen tanto de la talla de quien la va a utilizar como del espacio disponible en la oficina y en todo caso debe ser lo suficiente como para evitar molestias en los muslos, o rodillas por el ángulo que se forma. Cabe mencionar que algunos modelos de sillas ofrecen la posibilidad de regular la profundidad del asiento, para ajustes durante diferentes momentos del día, o en caso de que el mismo mobiliario se empleado por varios usuarios.

El movimiento de las ruedas es igualmente importante al seleccionar una silla, mientras algunos modelos tienen sillas que se mueven simplemente con el peso del cuerpo, otras permanecen más estáticas, o bien, tienen goma especial para pisos delicados o son más duras para el roce con alfombras y otros acabados o recubrimientos, y la mejor recomendación es que partan de las características del suelo donde se usará la silla para decidir el tipo de ruedas más adecuado. Para finalizar, el material con el que esté fabricada la silla es de suma importancia, en especial por la textura y el color. Lo más práctico es elegir aquellos materiales que además de ser resistentes sean fáciles de limpiar y que permitan una adecuada transpiración y en general se tiene un predilección por los tonos oscuros, en particular el negro, porque no resulta tan evidente la suciedad y dan un aspecto más neutro, sin mencionar que se adaptan más fácilmente a prácticamente cualquier tipo de decoración.

Esperamos que estas recomendaciones les sean de utilidad para elegir una silla de oficina. Les recordamos que en Industrias Cruz Hnos S.A contamos con un extenso catálogo en mobiliario para oficina de la más alta calidad, conózcanlo en línea y pónganse en contacto con nosotros para solicitar información detallada acerca de los productos que ponemos a su alcance, con gusto los atenderemos.

 

Publicaciones Recientes