¿Cómo cuidar sus muebles metálicos sin morir en el intento?

Los que han incluido algún mobiliario bajo estas características saben, que dependiendo de las condiciones y para lo que es utilizado, debe tener unos cuidados adicionales o diferentes a los que tiene los demás muebles en la casa o en la oficina, por lo que es muy importante que conozcas esta información si estás considerando adquirir muebles metálicos nuevos o quieres mejorar el aspecto de los que ya tienes.

Los materiales metálicos tienen una gran ventaja y es que son altamente resistente a los cambios en función al peso que deben albergar, por lo que no tendrá que preocuparse que alguno de ellos se afecte en su estructura debido a que algún elemento o persona se siente sobre ellos o se incluyan varios equipos electrónicos en su superficie. Son ideales para colocar en cuartos de estudio done se requiera un mobiliario capaz de contribuir con las labores de aprendizaje o en una oficina para ser el soporte de las labores cotidianas con los implementos de trabajo.

Es muy importante que tengas en cuenta de qué material son los muebles metálicos que has comprado  o adquirido para que sepas a ciencia cierta cuál es el método de limpieza más adecuado, pues puedes utilizar productos que no correspondan con el metal y crear una abrasión que no pueda quitarse fácilmente o muy probablemente nunca. La idea es que la apariencia nunca se vea afectada para que tus espacios no pierdan la funcionalidad y estética que necesitas.

En este orden de idas existen muebles fabricados en acero o aluminio, pues son los dos más adecuados para crear un mobiliario que pueda responder a las expectativas del cliente, sobre todo cuando son para elementos claves en la oficina, pues sabemos que para el hogar existen muchos más elementos que son utilizados como accesorios y que se fabrican en otros metales como la plata, el cobre, bronce, latón o cromo, que requieren de otros cuidados diferentes a los que mencionaremos acá, pues nos concentraremos específicamente en los que mencionamos en primer lugar.

Por tanto, los muebles que están hechos de metal, en general pueden ser limpiados de forma rápida con un paño humedecido con vinagre blanco puro, el cual ayuda a eliminar la suciedad de forma ágil y segura sin afectar la superficie del mobiliario. Otro truco que puede usarse para este fin es tomar bicarbonato; este puede mezclarse en un recipiente con un poco de agua, una cucharada cargada de sal y dejarlo en el fuego hasta que esté en su punto de ebullición. Toma un paño y remójalo en esta solución y comienza a pasarlo por la superficie de tus muebles. Este proceso lo puedes repetir de 2 a 3 veces. Finalmente pasa un paño completamente seco para no dejar humedad.

Si alguno de los muebles metálicos que tienes cuentan con una parte cromada y quieres que recuperen el brillo que las caracteriza, puedes usar una de las sustancias más útiles y que se requieren para muchas cosas: la vaselina. Aplica un poco de este coloide en un paño preferiblemente de lana y frótalo sobre la superficie, para luego lavarlo con agua caliente y en un dos por tres recuperará el brillo que tanto extrañabas.

Debes tener muy presente que los muebles cromados no son una buena opción si deseas colocarlos en un lugar donde el calor, la humedad y la salinidad, pues pueden presentar oxidación antes de tiempo, por lo que será mejor que te decidas por mobiliario en aluminio o acero, que soportan mucho mejor este tipo de condiciones. Pero si deseas igualmente colocarlos puedes comprar una solución de silicona en spray que te permite protegerlos un poco más. Recuerda que no es recome

Algunos expertos recomiendan que antes de utilizar cualquiera de estos métodos de limpieza, lo primero que debes hacer es quitar o remover el polvo con un paño seco, pues muchas veces sucede que las partículas de polvo se adhieren con la humedad de la mezcla y son más difíciles de retirar. Además del bicarbonato y el vinagre, también hay remedios caseros con limón, el amoníaco mezclado con agua o el aceite de oliva, conocidos por ser buenos limpiadores y abrillantadores naturales.

Es indispensable que tenga en cuenta que no todos los muebles metálicos con los que contamos están diseñados para colocar en exteriores o en lugares que presenten algunos factores de humedad y salinidad que puedan afectar su estructura y superficie, solo algunas referencias que tiene en sus especificaciones este fin. En necesario que consulte con nuestros asesores cuál es el mobiliario para interior y exterior antes de hacer la compra para que este pueda darle la referencia correcta.

Un consejo que puede ayudarte a conversar tus muebles como nuevos, además de los que ya te hemos dado, es evitar arrastrarlos por el suelo o deslizarlos, pues esto promueve el desajuste de las estructuras internar logrando que se aflojen las piezas y se ocasiones daños a nivel de la funcionalidad del mismo. De igual forma no es recomendable balancearse o sentarse encima de ellos, pues a pesar de que son altamente resistentes, es mejor evitar futuros daños.

Ahora que ya tienes claro que existen múltiples factores que pueden afectar la funcionalidad y estética de tus muebles metálicos, es importante que pongas en práctica todos los consejos que te hemos entregado para limpiarlos y conservarlos como si hasta ahora hubieran salido de la tienda. Recuerda que puedes ver todos nuestros productos ingresando a nuestro sitio web www.industriascruz.com.co. Esta es la única dirección web que tenemos, así que si ves otra con nuestro nombre pero no corresponde a esta URL, no es una página oficial nuestra.

Recent Posts